fbpx
Now Reading
HIDRATACIÓN EN EL ENTRENAMIENTO: CUÁNDO, QUÉ Y CÓMO BEBER

HIDRATACIÓN EN EL ENTRENAMIENTO: CUÁNDO, QUÉ Y CÓMO BEBER

LA DESHIDRATACIÓN REDUCE EL RENDIMIENTO ENTRE UN 5-8%

Verano, hace calor, entrenamos mucho y sudamos, mucho también. ¿Cómo vamos a sobrevivir a nuestro intenso entrenamiento durante la época más calurosa del año? Respuesta corta: si eres de sesiones de entrenamiento de alta intensidad de 1 hora, opta por agua fresca a pequeños sorbos antes, durante y después del entreno. Respuesta larga con un montón de consejos de una experta: ¡sigue leyendo!

A más calor, más sed, esto es así. Nuestro cuerpo reacciona y recibimos la señal, ¿pero realmente la escuchamos? Seamos francos, a veces no, y olvidamos que no hacer caso a las alertas que nos envía nuestro cuerpo puede derivar en problemas más serios, como la deshidratación. Somos capaces de hacer verdaderas locuras para mejorar nuestro rendimiento, pero a veces olvidamos los detalles más simples, como mantenernos hidratados. 

¿Cuándo, qué y cómo debemos beber para evitar la deshidratación? Contactamos con Mireia Quijada, Nutricionista Deportiva y Directora de Eat2win, quien nos contó más sobre el tema y nos dio muchos consejos la mar de útiles:

La importancia de la hidratación en el rendimiento deportivo

La cosa es sencilla: cuando entrenamos, nuestra temperatura sube, perdemos líquidos y ello podría desencadenar la temida deshidratación. Los síntomas más comunes son fatiga, mareos y malestar general, pero también una reducción de nuestro rendimiento alrededor de un 5-8%.

¿Cuándo debemos beber?

Antes, durante y después del entrenamiento, especialmente si el clima es cálido y húmedo ya que es cuando sudamos más y perdemos más líquidos y minerales.

Debemos intentar evitar beber durante las fases más intensas de la sesión de entrenamiento o en pleno WOD (a no ser que éste sea largo), ya que podría provocarnos molestias digestivas.

¿Qué debemos beber?

• ANTES: el agua funciona más que bien, pero si nos encontramos ante una sesión de entreno que promete ser dura, podríamos apostar por las bebidas hipotónicas; éstas contienen carbohidratos que nos aportarán energía prolongada. 

• DURANTE: de nuevo, agua, aunque también podríamos incluir electrolitos. Sodio, potasio, magnesio… En nutrición, los electrolitos son minerales conductores de la energía eléctrica necesaria para funciones corporales esenciales como la contracción muscular o la transmisión de los impulsos nerviosos. Los electrolitos se encuentran en nuestras sangre, sudor y orina, y perdemos un montón de ellos cuando entrenamos. 

La fuente de electrolitos más común son las bebidas isotónicas, no obstante, sus niveles de electrolitos son más bajos de lo que nos pensamos y suelen llevar un porrón de AZÚCAR. Por ello, en los planes nutricionales de Eat2win, Mireia tiende a recomendar el consumo de electrolitos en forma de suplemento. Podemos añadir un cazo de ellos en polvo o una tableta efervescente a nuestra botella de agua, así nos aseguraremos de estar obteniendo una generosa y adecuada dosis de electrolitos.

• DESPUÉS: agua, ¡por supuesto! Pero también es un buen momento de añadir algo que ayude a la recuperación de nuestros músculos. Una buena elección serian los batidos de proteína o los batidos de proteína con carbohidratos que rellenen los depósitos de glucógeno vaciados. ¿No eres muy fan de los suplementos de proteína? ¡No hay problema! Puedes incorporar BCAA’s a tu bebida post-entreno para ayudar a la síntesis de proteína. 

¿Cómo debemos beber?

El agua fresca (entre 10º y 12º) favorece más la rehidratación. Lo ideal es no beber muchísimo de golpe, sino a pequeños sorbos cada 15-20 minutos.

¡Gracias por todos estos consejos, Eat2win

Fotografías vía Progenex.

View Comments (15.710)