fbpx
Now Reading
CALIDAD VS CANTIDAD EN TU DIETA. ¿QUÉ VA PRIMERO? POR GILLIAN BENNETT

CALIDAD VS CANTIDAD EN TU DIETA. ¿QUÉ VA PRIMERO? POR GILLIAN BENNETT

¿VA PRIMERO EL QUÉ COMEMOS O EL CUÁNTO COMEMOS?

Como deportistas, sabemos lo importante que es la dieta en el entrenamiento y la recuperación; la nutrición puede marcar la diferencia entre una excelente sesión de entrenamiento y una desastrosa, pero ¿deberíamos cuidar más el QUÉ comemos o el CUÁNTO comemos?

A pesar de que ambas cosas son importantes, la calidad de la comida es sin duda el factor clave para mejorar nuestra salud y nuestro rendimiento. Además, mejorar la calidad de lo que comemos soluciona en muchos casos el “problema” de la cantidad, ya que elegir ingredientes naturales nos permite comer sin tener que medir al dedillo todas nuestras raciones.

He aquí un ejemplo: digamos que en un día nuestra ingesta ideal es de 2,000 calorías.

Un pizza congelada representa casi la mitad de esta cantidad de calorías (unas 900 por pizza), está procesada y contiene principalmente carbohidratos y grasas trans (¡las malas malísimas!). Por las mismas calorías podríamos comer un buen trozo de carne con patatas y verduras, una pieza de fruta, un yogur natural y un poco de chocolate negro, es decir, un menú completo que nos aporta proteína, grasas saludables, carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales.

Las vitaminas y los minerales son vitales para el rendimiento deportivo.

Los micronutrientes son clave para mantenernos en perfectas condiciones de salud. Es cierto que podemos conseguir esos preciados abdominales definidos a base de arroz con pollo y aceite de oliva, pero nuestra salud y rendimiento se verán afectados a medio y largo plazo.
Sí, puede ser beneficioso para un atleta el pesar y medir todo la comida, pero solo será realmente útil si dicha comida es de alta calidad.

¿Qué cambios puedes hacer en tu dieta para mejorar la calidad?

  1. Come de colores. Si el único vegetal que comes es el brócoli, ¡te faltan colores! Empieza a añadir diferentes frutas y verduras a tus platos para aumentar tu ingesta de vitaminas.
  2. Lee los ingredientes. Debes saber lo que tu cuerpo ingiere -¿cuántos atletas de Crossfit han sido acusados de “doping” y han afirmado que no sabían al 100% lo que contenían sus suplementos? – Una buena regla general a seguir es la de elegir productos que contengan menos de 5 ingredientes o, idealmente, que no tengan listado alguno, o sea, que son el ingrediente y nada más.
  3. Planifica. Es MUY fácil parar a comprar un sándwich o una comida preparada, pero con un poco de planificación y un tupper, comer saludable también lo es. Tómate unos minutos para buscar algunas recetas fáciles en internet y planifica tu semana. Recuerda: cocina siempre para más de una comida. ¡Las sobras son tus amigas!
  4. Sigue aprendiendo sobre comida real. La información es poder; interésate por aprender siempre un poco más sobre cómo mejorar la calidad de tus comidas. No te pierdas los cursos y talleres de la Freak Academy que se inaugurará en septiembre en el nuevo espacio de Fittest Freakest Barcelona.

En conclusión… Tanto la calidad como la cantidad son importantes para nuestra salud y rendimiento: no debemos comer tan poco que no podamos rendir ni tanto que nos sintamos pesados, pero LO PRIMERO que debemos tener en cuenta en nuestra dieta es la calidad de los ingredientes que elegimos.

Hazte estas preguntas:

  • ¿Estoy comiendo variedad de alimentos frescos y no procesados o la mayoría de mi comida viene empaquetada?
  • ¿Estoy al tanto de los ingredientes que contienen los productos que compro?
  • ¿Estoy eligiendo fuentes saludables de proteína, grasas, carbohidratos y micronutrientes o dependo de polvos, barritas y suplementos?

Texto por Gillian Bennett, Coach Nutricional, fundadora deBite Size Pieces Nutrition.

Si te interesa aprender un poco más sobre cómo puedes mejorar tu dieta y lo que la comida real puede hacer por ti, sigue a Gillian en @bitesizenutri o échale un vistazo a su blog en www.bitesize.es.

View Comments (10.383)